arco-asher-biomecanica-ortodoncia

Arco de Asher. Biomecánica básica

Los aparatos extraorales tienen sus orígenes en el siglo XIX. Gunnel en 1822 ó 1823 escribió por primera vez sobre el uso de la fuerza extraoral como anclaje occipital. Kneissel, en 1863, hizo una publicación sobre el anclaje occipital para la corrección de la protrusión mandibular. Guilford, en 1866, usó una fuerza extraoral para reducir mandíbulas protruidas así como para corregir incisivos superiores protruidos. Schangé en 1884 escribió sobre el uso de las fuerzas extraorales. Kingsley, en 1892, describió el uso de las fuerza extraorales para conducir a los incisivos distalmente después de la extracción de los primeros premolares superior1. Calvin Case en 1895 acuñó el término ortopedia para el efecto de la fuerza extraoral, declarando que  «el movimiento de otras zonas óseas, tan importantes en la reducción de las deformidades faciales como en movimiento de los dientes ha sido reconocido como una posibilidad de acción de las fuerzas externas aplicadas sobre los maxilares».

En el siglo XX, las fuerzas extraorales cayeron en desuso por la autoridad de Angle, que no creía en el distalamiento del molar superior por el principio de la estabilidad posicional de este diente clave. Más adelante, los primeros estudios cefalométricos de Brodie y Cols. acabaron de rechazar cualquier intento de alteración del patrón facial del crecimiento y las maloclusiones se corregían por medio de desplazamientos dentarios.

Oppenheim volvió a considerar el uso de la fuerza extraoral que fue extensamente divulgado por Kloehn con una rica y notable experiencia en su uso2.

Las fuerzas extraorales como su nombre indica son aplicaciones ortodóncicas que tienen su apoyo fuera de las arcadas o cavidad oral3,4,5 para transmitir una fuerza consiguiendo así movimiento o anclaje dentario6,7. Básicamente están compuestos por un elemento de anclaje (gorro o cinta), medios de unión (bandas, ganchos …) y arco activo, dividido este último en una sección intrabucal y una extrabucal3.

  • Según el punto de apoyo en la arcada dentaria y el tipo de enganche al diente, distinguimos:

– Fuerzas extraorales de apoyo molar: Arco facial: consta de dos secciones, una extrabucal formada por alambres gruesos, que termina en dos ganchos para conectarlo con la cinta cervical o temporal, y otra intrabucal, que contornea el arco dentario separada de las caras vestibulares de los dientes y unida por soldadura en su parte media a la extrabucal. Esta sección intrabucal se sujeta a los tubos de las bandas cementadas normalmente  a los primeros molares superiores3,6.

arco-asher-biomecanica

Fuerzas extraorales de apoyo molar: Arco facial

Fuerzas extraorales de apoyo canino: Arco de Asher.

Fuerzas extraorales de apoyo canino: Arco de Asher (Arco).

Fuerzas extraorales de apoyo canino: Arco de Asher (Arco).

Fuerzas extraorales de apoyo incisivo: Ganchos en J: Consta de 2 arcos externos, uno para cada lado, que tiene un ojal en un extremo y un bucle de mayor tamaño en el otro extremo8. Se sujetan a un tiro extraoral a nivel del bucle mayor y el ojal se apoya en el segmento anterior del arco que va ligado a los brackets6, concretamente a unos ganchos soldados a nivel de la zona incisiva, entre el incisivo central y lateral9. A veces también se sueldan entre el incisivo lateral y canino8.

arco-asher-biomecanica-3

Fuerzas extraorales de apoyo incisivo: Ganchos en J (Arco).

  •  Según el apoyo extraoral:

Fuerzas de apoyo temporal: El vector de fuerza se dispone paralelo a la inserción del músculo temporal a la apófisis coronoide, de donde le viene su nombre. La dirección provoca un ligero ascenso de la rama externa del arco provocando intrusión del punto de apoyo en la arcada dentaria, en el caso del arco de Asher se intruye la zona canina e incisiva. La fuerza se aplica mediante un casquete que se apoya en la calota craneal.

– Fuerzas de apoyo cervical: Debe su nombre a la sujeción en la zona de las vértebras cervicales, provocando una tracción hacia abajo y atrás del arco externo, extruyendo la zona de apoyo en la arcada dentaria8. El arco de Asher, cuando se combina con un apoyo cervical extruye caninos e incisivos. La fuerza se aplica mediante una tira (que contiene un componente elástico) que se apoya en el cuello, concretamente en el nuca8.

– Fuerzas de apoyo combinado: Consiste en la utilización conjunta de una fuerza de tracción termporal con una fuerza de tracción cervical,  provocando un vector de fuerza horizontal sin que provoque extrusión de la zona de apoyo. Esta fuerza se consigue colocando a la vez un tiro temporal y otro cervical8.

El arco de Asher es un aparato de fuerza extraoral aplicado sobre la arcada superior desarrollado en los años ´50 por Asher. Fue diseñado para combinarlo con a la técnica del Edgewise, disminuyendo el uso de elásticos y asas de retracción en la fase de retrusión de incisivos para el tratamiento de las clase II con extracciones. Se diseñaron modelos similares combinándose con aparatología removible, como el retractor de incisivos de Margolis10.

Publicado en Rev. Esp. Ortod. 2002:32(4):337-343. Octubre-Diciembre 2002, Volumen 32, Nº 4

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *