Entradas

arco-asher-biomecanica-ortodoncia

Los aparatos extraorales tienen sus orígenes en el siglo XIX. Gunnel en 1822 ó 1823 escribió por primera vez sobre el uso de la fuerza extraoral como anclaje occipital. Kneissel, en 1863, hizo una publicación sobre el anclaje occipital para la corrección de la protrusión mandibular. Guilford, en 1866, usó una fuerza extraoral para reducir mandíbulas protruidas así como para corregir incisivos superiores protruidos. Schangé en 1884 escribió sobre el uso de las fuerzas extraorales. Kingsley, en 1892, describió el uso de las fuerza extraorales para conducir a los incisivos distalmente después de la extracción de los primeros premolares superior1. Calvin Case en 1895 acuñó el término ortopedia para el efecto de la fuerza extraoral, declarando que  «el movimiento de otras zonas óseas, tan importantes en la reducción de las deformidades faciales como en movimiento de los dientes ha sido reconocido como una posibilidad de acción de las fuerzas externas aplicadas sobre los maxilares». Leer más